10 de Marzo de 2019

Volvo Cars da un gran paso hacia su futuro electrificado con una nueva gama de motores híbridos

Volvo Cars ha dado un importante paso hacia sus objetivos de electrificación con la presentación de una serie de motores eléctricos —tanto actualizados como de reciente desarrollo— que se irán incorporando progresivamente en todos sus modelos híbridos.
 
La compañía ha mejorado sus motores híbridos enchufables T8 y T6 Twin Engine y ha confirmado que las versiones enchufables estarán disponibles en todos los modelos de su gama.
  
Además, Volvo Cars presentará en los próximos meses varios semihíbridos, empezando por las versiones diésel y gasolina de los SUV XC90 y XC60.
 
Estos semihíbridos incluirán por primera vez el avanzado sistema de frenado de Volvo con recuperación de energía cinética, que se ha combinado con los actuales motores de combustión interna para crear un motor eléctrico integrado que lleva el nuevo distintivo ambiental «B»*.  
 
El nuevo motor, electrificado mediante recuperación de la energía del frenado por cable eléctrico, ofrece a los conductores hasta un 15% de ahorro de combustible y reduce las emisiones en la conducción real.
 
Este nuevo sistema de frenado por cable eléctrico interactúa con el sistema de recuperación de energía y reduce el consumo y las emisiones al recuperar la energía cinética durante el frenado.
 
Siguiendo su estrategia y respaldada por la extraordinaria demanda, Volvo Cars ha aumentado su capacidad para que el 25% de su producción corresponda a vehículos híbridos enchufables Twin Engine. También espera que los nuevos motores etiquetados con el distintivo «B» se conviertan gradualmente en los más demandados, acercando a la empresa a su objetivo de que, para mediados de la próxima década, todos sus vehículos sean eléctricos.
 
En los vehículos basados en la arquitectura escalable de productos (SPA) de Volvo se introducirán tanto motorizaciones actualizadas como completamente nuevas.
 
El motor híbrido enchufable T8 Twin Engine, mejorado hasta 420 CV, lleva una nueva batería y un avanzado sistema de recarga mediante frenado por cable eléctrico. El T8 ha aumentado su autonomía alrededor de un 15% y está disponible en todos los vehículos de las series 90 y 60.
 
Una versión actualizada del T6 Twin Engine, el híbrido enchufable de menor capacidad, se ha combinado con la nueva batería y la nueva tecnología de frenado por cable eléctrico. Este motor ha aumentado su autonomía alrededor de un 15% y está disponible para el V60 y el S60.

El XC90 ofrecerá un motor semihíbrido B5 de gasolina o diésel, así como un semihíbrido B6 de gasolina.
 
En el XC60, los clientes podrán elegir entre un motor semihíbrido B5 de gasolina o diésel, un semihíbrido B4 diésel y un semihíbrido B6 de gasolina. El B5 de gasolina estará disponible con tracción delantera o integral.
 
El XC40, el SUV basado en la arquitectura modular compacta (CMA) más pequeño de la marca, también tendrá su nueva opción eléctrica en forma de híbrido enchufable con el T5 Twin Engine de gasolina. Le seguirá una segunda opción: el híbrido enchufable T4 Twin Engine.

 

(*) El distintivo “B” es la nueva denominación del motor, mientras que el distintivo medioambiental es el que otorga la DGT a cada vehículo, siendo precisamente  el distintivo ECO el correspondiente a los modelos “B” de Volvo.