22 de Septiembre de 2016

Volvo Cars y Autoliv crearán una empresa conjunta de conducción autónoma

Volvo Cars, el fabricante de vehículos Premium, y Autoliv Inc (NYSE: ALV y SSE:ALIVsdb), líder mundial en sistemas de seguridad para automóviles....

Volvo Cars, el fabricante de vehículos Premium, y Autoliv Inc (NYSE: ALV y SSE:ALIVsdb), líder mundial en sistemas de seguridad para automóviles, han firmado una carta de intenciones para establecer una nueva empresa conjunta en la que se desarrollará el software de conducción autónoma de la siguiente generación.

La nueva empresa tendrá su sede en Gotemburgo, Suecia, y contará en principio con unos 200 empleados procedentes de ambas compañías, que a medio plazo pasarán a ser más de 600. Se prevé que la empresa inicie su actividad a principios de 2017.

Esta empresa conjunta va a suponer la entrada de un nuevo operador en el creciente mercado mundial de sistemas de software de conducción autónoma. Es la primera vez que uno de los principales fabricantes de vehículos Premium se une a un proveedor de primer nivel para desarrollar las nuevas tecnologías ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) y de conducción autónoma.

La nueva empresa, que todavía no tiene nombre, desarrollará sistemas avanzados de ayuda al conductor (ADAS) y sistemas de conducción autónoma que se utilizarán en vehículos Volvo y que Autoliv venderá en exclusiva a fabricantes de vehículos en todo el mundo. Los ingresos se repartirán entre ambas compañías.

La empresa conjunta va a unir a dos líderes globales en seguridad para automóviles, destacando la aportación que tanto ADAS como la conducción autónoma pueden hacer a la seguridad vial y acelerando el desarrollo y la introducción de vehículos totalmente autónomos.

Volvo Cars tiene una sólida reputación como fabricante de algunos de los vehículos más seguros del mundo por haber inventado el cinturón de seguridad de tres puntos y por el continuo desarrollo e introducción de los principales sistemas de seguridad activa y pasiva. La visión de Volvo es conseguir que, para 2020, ninguna persona muera o resulte gravemente herida en un vehículo Volvo de nueva generación.

Autoliv es el principal proveedor mundial de sistemas de seguridad para fabricantes de vehículos y ha abierto camino en el desarrollo e introducción de tecnologías de seguridad activa y pasiva en el sector durante más de 60 años.

Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, afirmó: «Al combinar nuestros conocimientos especializados y nuestros recursos vamos a crear la empresa líder mundial en el desarrollo de software de conducción autónoma, lo que significa que podremos presentar esta fascinante tecnología a nuestros clientes con mayor rapidez».

Según Jan Carlson, presidente de la junta directiva, director ejecutivo y presidente de Autoliv: «No hay otras dos empresas que puedan afirmar que han hecho más por la seguridad de los automóviles en el mundo que Autoliv y Volvo. Esta nueva empresa es una forma de reconocer que la conducción autónoma es el siguiente paso para transformar la seguridad vial».

Tanto Autoliv como Volvo Cars van a conceder las licencias y a transferir la propiedad intelectual de sus sistemas ADAS a la empresa conjunta. Partiendo de esta base, la empresa desarrollará nuevas tecnologías ADAS y sistemas de conducción autónoma. Se prevé que los primeros productos ADAS estén disponibles para la venta en 2019 y las tecnologías de conducción autónoma en 2021.

Autoliv será el canal exclusivo de suministro y distribución de todos los productos de la nueva empresa a terceros, excepto para Volvo Cars, que los obtendrá directamente de la nueva compañía. La dirección de la empresa estará formada por representantes de Autoliv y de Volvo Cars.

Dennis Nobelius, director gerente de Volvo Suiza y anterior vicepresidente de la línea 90 de vehículos de Volvo Cars, será el director ejecutivo de la nueva empresa conjunta.

La carta de intenciones no vinculante está sujeta a posteriores negociaciones y a que las partes alcancen un acuerdo definitivo, no habiendo ninguna garantía de que dicho acuerdo se alcance ni de que vaya a formarse la empresa conjunta contemplada en la carta de intenciones no vinculante.